Laureano Tirado: Gobiernan las minorías

La Constitución Política que nos rige en su preámbulo invoca la protección de Dios, es decir, nunca hemos renunciado dentro de nuestra norma superior a la creencia colectiva de un Dios supremo como tendenciosamente lo hacen creer los ateos.